Abandoned Love: El secreto ya no es tan secreto

.

Abandoned Love

Todos tenemos algo que decir.

No todos queremos que la gente sepa que lo dijimos. Esa es la idea que muchos tuvieron en mente al decidir compartir sus secretos y confesiones de manera anónima en “Abandoned Love”, un proyecto participativo o de crowdsourcing en el cual los invitados envían sus frustraciones y Peyton Fulford las convierte en instalaciones con letras típicas de cumpleaños colocadas en lugares abandonados que luego captura en una foto.

Con el uso de objetos cotidianos, como papel, pintura en aerosol y soga, Fulford “transforma las presentaciones en pancartas de colores brillantes que yuxtaponen el texto de celebración habitual con mensajes melancólicos”, detalla la fotógrafa en su sitio en Internet.

Aunque en su mayoría son declaraciones impactantes, algunas más tristes que otras, el color y la textura que se aprecia en cada letra a través de las imágenes logra darle un giro de empatía a las situaciones. De la misma manera, visualizar cada instalación en diferentes lugares posibilita la cercanía y la diversidad de un mensaje, el poder de sus significados y el peso de sus implicaciones.

“Como una forma de compartir un momento privado en un espacio público, cada frase personal que se le envía a través de las redes sociales se saca de su contexto original, cruzando la frontera entre la digitalidad y la realidad”, se explica en la página principal del proyecto.

Fulford es una fotógrafa independiente de 22 años que reside en Atlanta, Georgia. Graduada con honores de Fotografía en Columbus State University, tiene como norte los perfiles narrativos enfocados en las subculturas juveniles en la región sur de Estados Unidos. Sus imágenes se han mostrado en el mundo entero. Libros como “Pics or It Didn’t Happen: Images Banned from Instagram” y “#girlgaze: How Girls See the World”, han publicado sus fotografías. Entre sus clientes se han destacado: Google, Marriott, Warby Parker, i-D Magazine, The Collective Quarterly, Office Magazine y Girlgaze, entre otros.

Apreciar las imágenes, no solo me movió a pensar que más personas pueden experimentar vivencias iguales a las mías, se trató de compartir “un secreto” y valorar pensamientos íntimos y nuestros.

OPINIONES