BLACK IS BEAUTIFUL: una celebración

.

El movimiento Black is Beautiful de la década de los 60 en los Estados Unidos, dedicado a otorgarle belleza a lo Negro, parece tomar vida nuevamente durante Black History Month en el 2018.

Con el lanzamiento de una de las películas más anticipadas del año, Black Panther, se abrió un espacio de celebración negrura nunca antes visto. Desde antes de ver la película, el video de su canción oficial “All The Stars” de Kendrick Lamar y SZA nos preparó para lo que sería un filme de proporciones épicas.

 

Los aspectos propiamente Negros, como la vestimenta y los bailes, y la manera en que presentan sus cuerpos buscan elevar la percepción de África. Es un video estéticamente hermoso y visualmente impactante. Las cuatro mujeres (diosas) gigantescas al final me conmovieron, ¡qué imagen majestuosa y qué feliz me hace la representación digna!

Al salir de la película, solo una frase corría por mi mente: “Black is beautiful”.

No somos pocas las personas que salimos de la sala con emoción y orgullo al vernos plasmadas en la pantalla grande de tal manera.

Presenciar el abrazo a las culturas africanas y las facciones evidentemente negras eleva el espíritu. No solo en la película, pero el unapologetic blackness que ha invadido los estrenos alrededor del mundo con música, bailes y ropa africana es un evento que muchos y muchas nunca pensamos que ocurriría.

Aunque fantástica, el hecho que Wakanda se presente en el cine es un logro que no merece subestimación y empodera al sujeto negro.

La colonización sirvió para invisibilizar y degradar la cultura e historia africana, por lo que Black Panther no es simplemente una película de superhéroes. Es una manera de rescatar lo perdido y repensar la historia para plasmar una civilización africana avanzada e inteligente que nunca fue colonizada.

Es casi un redescubrimiento de nuestras raíces como afrodescendientes, pues Black Panther presenta aspectos de diversas tribus africanas.

Entre ellos están los platos labiales de las tribus Mursi y Surma de Etiopía:

Las sabanas Basotho de Lesotho:

Los anillos de cuello de la tribu Ndebele de Zimbabwe y Sudáfrica:

Los Isicholos o headdresses de la comunidad Zulu en Sudáfrica:

Y las máscaras Mgbedike utilizadas en los rituales de los Igbo en Nigeria:

Como mencioné anteriormente, los estrenos han sido un espacio de expresión Negra y Puerto Rico no fue la excepción. La revista Étnica aprovechó el lanzamiento de Black Panther para organizar una fiesta de estreno enfocada en la celebración negrura.

El código de vestimenta fue african royalty y los presentes no decepcionaron. En su black carpet se pudo apreciar desde dashiki shirts hasta turbantes y estilos naturales de cabello.

DJ Velcro sentó el mood de la fiesta con canciones mayoritariamente de artistas negros y negras. Además, hubo maquillaje tribal y una rifa de joyería africana.

El ambiente era uno puramente afro y se sentía en el aire ese orgullo negro tan bonito de contemplar.

Black Panther propició un movimiento transnacional de orgullo negro que celebra la ropa, la música, los bailes y las facciones negras. Es evidencia suficiente de la importancia de la representación, pues personas de todas las edades han terminado la película con emoción gracias a la Negritud hermosa y digna que presenta este blockbuster.

Igualmente, hace hincapié en los efectos de la colonización y demuestra lo que pudo haber sido una África emancipada. Los personajes son complejos y el enfoque de la trama, no simples soportes para los personajes blancos.

Black Panther afirma que Black is complex, strong, intelligent and beautiful.

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.

OPINIONES

Natalia Merced

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.