Cabina Musical: AJ Dávila del garage al estudio

Tuvimos la oportunidad de conversar con AJ Dávila sobre su carrera como solista después de Dávila 666, su vida en México y lo que nuevo que viene por ahí.

Dávila 666 fue, y aún es, una de las bandas más importantes de la música puertorriqueña. La banda mezclaba garage punk con melodías pop para crear ritmos contagiosos que los llevaron a firmar con la reconocida disquera Burger Records así como grabar un disco en vivo para el sello disquero de Jack White (White Stripes). En el año 2013 la banda se tomó un break, y AJ, compositor y bajista en Dávila 666, comenzó su carrera como solista, pasando de ser bajista/vocalista en Dávila a front man.

Criado entre Villa Nevárez y San José, en Río Piedras, desde los cinco años AJ tomó clases de teoría y solfeo, pero no les prestó mucha atención. Luego, a los 12 años, tomó una guitarra y empezó a aprender por su cuenta. A los 13 formó sus primeras bandas, y a los 15 comenzó a tomar clases de piano y se interesó en la producción. A los 15 años formó su primera banda de post-punk Crisálida, que luego mutó a trip-hop. De ahí pasó a producir hip-hop trabajando con el reconocido rapero Siete Nueve a quien produjo varios temas para el álbum “Trabuco”. Luego de laborar con Siete Nueve, conoció a Carlitos “Dr. Who” y a base de la amistad, surge el proyecto de Dávila 666.

Luego de que Dávila 666 se separa, AJ vivió una temporada en Chicago donde empezó a trabajar su primer disco “AJ Dávila y Terror Amor” bajo Nacional Records.

“Todo fue bien rápido, yo viví una temporada en Chicago y ahí empecé a grabar mi disco (…) de solista. Ya en 2013, mi primer show como AJ Dávila lo hicimos en Virginia, (…) en un festival que tocamos con Deerhunter y otros. Eso fue inclusive antes de que saliera el disco ‘Terror Amor’”. En el 2014 tocó en el Pachanga Fest en Texas junto a Julieta Venegas y de ahí pasó al Festival Marvin en México, en donde decidió quedarse definitivamente.

“Aquí (México) es la meca de todo lo que está pasando en latinoamérica (…) Si quieres hacer rock esta es la capital full”.

Luego de “Terror Amor”, que fue grabado de la misma manera que se grababan los discos de Dávila 666 -en el cuarto de AJ-, lanzó su segundo disco Baby el cual AJ considera el más experimental por los sonidos y loops que usó así como porque tuvo mucha influencia psicodélica.

Mirando “El Futuro”

AJ Dávila

Luego de la giras de promoción, AJ comienza a escribir lo que es su más reciente disco “El Futuro”. “Es mi primer disco que se graba en México para salir en latinoamérica y quería tratar algo diferente”. El disco, que en un comienzo iba a ser producido por Omar Rodríguez-López (The Mars Volta, At the Drive-in), fue producido por Sergio Acosta, guitarrista de la banda mexicana Zoé y se publicó bajo Panoram Records, subsidiaria de Universal Music. “(En el disco) se nota una diferencia de producción porque fue en un estudio gigante (…). Yo pasé de grabar todo en mi cuarto a grabar en un mega estudio”. La oportunidad que tuvo de trabajar con un productor permitió que AJ se enfocara más en escribir y tocar la guitarra, ya que grabó el disco con una banda completa y no tuvo que grabar múltiples instrumentos.

La melodía siempre es primero”, nos dice AJ. Y es que si hay algo que es particular en todas sus canciones es que siempre se han caracterizado por ser garage/punk con melodías pegajosas.

“Una buena melodía es como hacer una pintura, creas una base y después le metes toda la maldad”.

En el año 2017, que ha sido el más activo hasta el momento desde que comenzó su carrera como solista, AJ publicó videos para “17” y “Mi Vida” y estuvo de tour por Estados Unidos gran parte del año lo que le ganó reseñas de diversas revistas norteamericanas como la reconocida Noisey.

AJ se encuentra actualmente escribiendo lo que será su nuevo disco y nos contó que la caída de las grandes disqueras han abierto puertas a muchas nuevas bandas que de otra manera no hubiésemos podido conocer. “Son tiempos bien especiales (…) Desde Dávila hasta ahora hemos toureado (ir de gira) incansablemente y sin parar (…) Ese es el trabajo de uno, si uno no trabaja uno no come, además de que es una necesidad (hacer) lo que uno ama. (…) Tourear es lo más importante)”.

AJ espera darnos más noticias pronto de su nuevo disco, pero nos adelantó que piensa producirlo entre Estados Unidos y México y que contará con varias colaboraciones, al igual que sus otros discos.

Si escuchas bien, hay música en todas partes.
Así me muevo, buscando esa historia por contar, ese artista por descubrir,
ese acorde por inventar, esa progresión que nunca se ha tocado. Ando buscando
eso que mueve el mundo, especialmente a América Latina, desde las entrañas.

OPINIONES

Geovannie Acosta

Si escuchas bien, hay música en todas partes. Así me muevo, buscando esa historia por contar, ese artista por descubrir, ese acorde por inventar, esa progresión que nunca se ha tocado. Ando buscando eso que mueve el mundo, especialmente a América Latina, desde las entrañas.