Mario Davalos: Un retrato a lo salvaje

La asignación más reciente del fotógrafo Mario Dávalos transporta su lente a los lugares realmente salvajes de nuestro planeta.

 

Zonas como el Ártico, la Amazonía y África han sido explorados por el también publicista y artista plástico dominicano. En esta ocasión dirigió sus esfuerzos por conservar memorias en imágenes en un viaje que hizo en febrero de este año a una zona fría que tiene al hielo como protagonista. “Antártica, el último continente salvaje” contiene las experiencias y vivencias de Dávalos en este espacio mágico y poco conocido.

Sailing the Antartic Peninsula.

Posted by Mario Davalos on Saturday, April 7, 2018

Desde hace ocho años busco trabajar, fotográficamente hablando, en los últimos lugares verdaderamente salvajes de nuestro planeta, y sin duda Antártica es probablemente la última frontera cuando a esto se refiere. Comencé a planificar este viaje en 2013, buscando la manera de visitar el continente blanco de una manera más íntima, en un barco más pequeño que me permitiera adentrarme como lo hicieron los expedicionarios del siglo XIX. Finalmente pude hacer la travesía en febrero de este año (2018) y ya estoy preparando la segundo expedición para finales de 2019”, detalló Dávalos.

Mario Davalos

Según narra, sus fotografías salen desde el ojo y la formación de un pintor. Entre sus fuertes influencias pictóricas, están: el trabajo de Paul Cézanne, J.M.W. Turner, Helen Frankenthaler y Robert Motherwell.

El fotógrafo es fiel creyente en que la naturaleza, como una de las expresiones visuales, es sinónimo de la belleza. Con esto en mente explora Antártica desde lo grandioso del hielo hasta la convivencia en una colonia de pingüinos. Percibir la manera en que se adentró en el lugar hace transportar al público y vivir con él ese intercambio frío y fascinante que vale la pena ver.

Mario Davalos

Según Dávalos, esta expedición ha sido la más compleja pero también la más interesante de todas.

“Antártida no solamente despierta la curiosidad científica y la necesidad de aventura, también saca lo mejor de nosotros como especie. Antártida no tiene dueño y es regida por un tratado internacional donde participan 50 naciones, que han encontrado la forma de coexistir en armonía. Quizás debiéramos tratar todo el planeta como Antártida. A nivel estético, los grandes trozos de hielo realmente me dejaron sin aliento”, expresó sobre sus días en el continente blanco.

Mario Davalos

¿Cómo se sentía retratando “a lo salvaje”?

Dávalos experimentó una diversidad de emociones cuando estuvo cumpliendo su anhelada excursión. Ya sea por el paisaje, las temperaturas o el rol que desempeña a través de su lente, su misión fue “decorada” con sentimientos.

Mario Davalos

“Durante todo el viaje, sentí muchas cosas extrañas. Primero incredulidad: me costaba creer que finalmente estaba ahí. Por otro lado, me costó trabajo digerir la dimensión del espacio y el silencio; a veces siento que fue más un peregrinaje que una expedición”, dijo Dávalos.

Mario Davalos

Para el fotógrafo, el resultado nunca es lo que espera. ¿Por qué?

“Estos mundos nuevos deben ser vividos para poder ser explicados, así que todo lo que me propuse hacer se fue desvaneciendo cuando se encontró con la realidad. Algunas cosas salieron mejor, otras peor, pero cada lugar tiene su ritmo y su naturaleza y al principio cuesta decodificarla”.

 

Soy periodista, profesora y estratega digital. La pasión de poner una letra al lado de la otra, que me acompaña desde séptimo grado, me trajo a este espacio en el que comparto experiencias y vivo las de otros virtualmente. Me emociona leer e imaginar distinto.

OPINIONES

Lillian E. Agosto

Soy periodista, profesora y estratega digital. La pasión de poner una letra al lado de la otra, que me acompaña desde séptimo grado, me trajo a este espacio en el que comparto experiencias y vivo las de otros virtualmente. Me emociona leer e imaginar distinto.