Feminización del arte urbano

Femtrap

Las traperas que están surgiendo, traen consigo un discurso unapologetic que hace frente a las expectativas misóginas que se tiene sobre el comportamiento de una mujer. Son calle, explícitas, sexuales y liberadas.

En mi artículo Trap Queens, les ofrecí una lista de traperas alrededor del mundo que están plantando bandera dentro de un género hiper-masculino y haciéndolo suyo. La propuesta de estas traperas es impulsar su agencia sexual como mujeres liberadas y alardear de cuán bad bitches son. Sin embargo, ¡ninguna de ellas son de Puerto Rico!

Afortunadamente, mujeres como Sofía Maldonado se han tomado la tarea de crear espacios para ofrecer una plataforma a puertorriqueñas que quieren darse a conocer dentro del arte urbano, ya sea en música, grafiti o baile. Por eso surge el evento Femtrap: un espacio abierto donde se presentan bailarinas exóticas, traperas, raperas, grafiteras, artistas urbanas, entre otras y demuestran su talento en vivo.

Sofia Maldonado

Hace unas semanas fue la tercera instalación de FemTrap en Espacio Minerva y pude disfrutar de los diversos talentos que colorearon la noche con sus bailes, letras y arte. El evento incluía un área donde colgaron varias obras artísticas. Sin embargo, el party no comenzó hasta que Sofía Maldonado, Melincuencia y ZUH nos deleitaron con su bailes exóticos: rebotando nalgas, arrastrándose por el piso y tocándose mientras grafiteaban alrededor y encima de la frase “No tengo país”. Fue un destello de sensualidad femenina entrelazado con arte urbano.

Luego, llegó el mejor momento de la noche: el open mic. Comencemos por las Bellaqueens, un trío de traperas que chantean sobre el sexo casual. Su canción Baby No Te Enchules (No es 14 de Febrero), nos trae líneas como “Cómeme el culo, lámbeme el trasero. Chingarte es lo que quiero. Baby no te enchules, no es 14 de febrero.” Y, honestamente, no escuchaba líneas explícitas desde que Glory cantó “Dale, bien duro, papi. Dale, azótame” en “Gata Gárgola”. Si quieres sincronizarte con la gata gárgola que llevas por dentro, te recomiendo que conozcas a las Bellaqueens.

También escuché el chanteo sólido de Polosh. ¡Qué tipa! Partió la pista y le metió al freestyle. Visiten su soundcloud para que tengan un taste de su flow musical.

Femtrap

Otra trapera de la noche que trajo lo suyo fue Enûma que, de hecho, recientemente lanzó una colaboración con Fuete Billete titulada Jugo’e Piña. La trapera tiene su estilo particular con potencial para continuar creando música que seguramente será pegajosa y bailable. Su Soundcloud les da un sneak peak a lo que hay de esperarse de Enûma.

Enuma

La noche culminó con un baile extravagante de Karina Stella donde nos sedujo a todos y a todas con sus movimientos sensuales y misteriosos mientras cargaba con una serpiente en el cuello. Además, en sus caderas lucía una cabeza-esqueleto de un toro alusivo a un pene en movimiento. Bailaba con fluidez y gracia admirable al son de la música.

Karina Stella

La música y el arte urbano, desde sus inicios, han sido regidos por la hiper-masculinidad. Por lo tanto, FemTrap y espacios similares son esenciales para avanzar la necesaria feminización de lo urbano. Las traperas que están surgiendo, traen consigo un discurso unapologetic que hace frente a las expectativas misóginas que se tienen sobre el comportamiento de una mujer. Son calle, explícitas, sexuales y liberadas. Me parece importantísimo apoyar a estas féminas, y otras, que están haciendo lo suyo dentro del trap para competir con los traperos puertorriqueños que, actualmente, están acaparando los medios.

¿Conoces alguna trapera o rapera local que deseas que reciba atención? ¿Has escuchado alguna de las que participaron en FemTrap? ¡Échenle un oído a las trap queens boricuas! 👑🇵🇷

 

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.

OPINIONES

Natalia Merced

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.