Vicente García ofrece un glosario de la música dominicana

Vicente García celebra el crecimiento y la transformación de la movida musical dominicana (y nosotros también).

Conversar con Vicente García sobre este tema es percibir su entusiasmo de primera mano pues se siente parte de una “comunión artística” que presenta innovación y respeto en una misma oferta musical. Sin sus característicos dreads pero con unas interesantes canas denotando sabiduría, nos dedicó cinco minutos para hablar sobre su gran pasión: la música.

La evolución musical que ha llegado de la mano de fusiones ricas entre el folclor de los pueblos de República Dominicana y la intensidad de géneros “alternativos” se ha evidenciado grandemente en los años recientes. Folk, rock, electrónica y reggae son algunos de los más populares.

Para el artista, esto fue algo que empezó a buscar hace cuatro o cinco años por un interés totalmente personal y fue entonces cuando decidió viajar a diferentes campos de la República Dominicana a descubrir sonidos y “colores”. Awesome!

Ambas fotos por WorldJunkies

“Quería tener acceso con la parte ‘mágico-religiosa’ de la cultura afrocaribeña y todo lo que rodea a la música… los ritmos, los cantos. También me interesé por las costumbres, la comida, la manera de vivir, las fechas importantes. Todo eso fue creando un vocabulario y una estética que dio pie a lo que terminó siendo ‘A la mar’ (su discazo, btw)”.

Como si se tratara de una receta “a ojo”, Vicente quiso fusionar el folclor puro con algo más moderno y obtener un “sonido nuevo”. Con o sin medidas, la receta ha tenido resultados exitosos. Apadrinado por Juan Luis Guerra (envidia total), García es conocido actualmente como uno de los exponentes jóvenes más influyentes en la música de República Dominicana. Yeah!

No es solo en la música

Esta evolución no solo se ha presenciado en el ámbito musical, también escenarios como el teatro, el arte plástico, el diseño y la literatura forman parte de ese “reencuentro fusionado”.

“Las artes se comunican entre sí. Hay mucha gente y hay una escena importante. Es lo que al final hace que nosotros los artistas queramos crecer un poquito más. Con el movimiento musical viene el de las artes plásticas que también busca en las raíces, también en el teatro, la literatura”, nos contó.

Entre los principales exponentes de este resurgir artístico dominicano (en todas sus facetas), que nos encanta muchas veces, están: Riccie Oriach, Alex Ferreira, Carolina Camacho, Rita Indiana y Frank Báez, entre muchos otros.

Música dominicana 101

Vicente nos ofreció un mapita musical para conocer al menos tres ritmos característicos dominicanos que “redescubrió” en sus andanzas sonoras, además del sabroso merengue y la sensual bachata.

El Pri-prí dominicano es un ritmo típico del sur del país. Vicente nos explicó que se le relaciona con el merengue por tener cierto parecido. El Ministerio de Cultura en Dominicana establece que es ejecutado “por un conjunto orquestal compuesto por acordeón, güira y un tambor pequeño llamado balsié”. Un buen ejemplo de la música de García es el tema “She Prays”.

El Gagá, según nos explicó, es original de Haití y “se ha colado en Quisqueya”. Su mejor representación está en el tema “Zafra Negra” compuesto por Rita Indiana y trata precisamente de las migraciones hatiano-dominicanas.

El Palo echao’, como el Pri-prí, también del sur de República Dominicana y “amerengueao”, está sabrosamente presente en la canción “A la mar”.  

¡Ya tienes una probadita de Vicente García y sus fusiones musicales! Síguelo en su página oficial

 

Soy periodista, profesora y estratega digital. La pasión de poner una letra al lado de la otra, que me acompaña desde séptimo grado, me trajo a este espacio en el que comparto experiencias y vivo las de otros virtualmente. Me emociona leer e imaginar distinto.

OPINIONES

Lillian E. Agosto

Soy periodista, profesora y estratega digital. La pasión de poner una letra al lado de la otra, que me acompaña desde séptimo grado, me trajo a este espacio en el que comparto experiencias y vivo las de otros virtualmente. Me emociona leer e imaginar distinto.