Doers: Linnette Lora, la rabandola del personal branding

Linnette Lora ha tatuado la identidad de la mujer dominicana que no se exhibe a menudo.

No necesita mostrar su cuerpo (aunque está bien dura, dura, dura) para agarrar tu atención y dejarte saber que no le importa lo que piensen los demás de ella. Está bien clara de lo que representa aunque nunca sale de su boca.

De Linnette siempre he admirado su capacidad de ser una corista, sin forzarlo. De tirar pa’lante en sus proyectos, siempre diversos, desde diseñar arte para festivales, diseñar zapatos, hasta la identidad de varios de los principales artistas dominicanos.

Linnette Lora

 

Como en cualquier país hay marcas que intentan hacerte pasarla bien, pero realmente no les sale, no lo viven, no está en su esencia. Linnette como marca propia nació para ella disfrutar primero, porque se cree y vive su personaje, es auténtica, ella va primero, luego le importa hacerte sentir bien a ti, siempre y cuando tú estés cómodo contigo mismo.

Su personal branding: La honestidad

Linnette es directora de arte, trabajó por varios años en las agencias de publicidad del patio, se hartó y le metió mano a su propio estudio de diseño. Su ‘personal branding’ es tan fuerte, que la hace ser una figura súper confiable a la hora que las marcas y artistas apuestan a su talento. Lo afirma bien claro «si eres una marca de atún o mayonesa o tú como persona, a mi me gusta crearte entero de cero a cien».

Linnette Lora

Su presencia le permite entrar a cualquier evento, sin invitación, y capturar la atención de todos. Así lo hizo por varios años rompiendo la alfombra roja en los Premios Casandra en Santo Domingo. Le pedía prestado un carro de lujo a cualquier amigo, preparaba su atuendo y le llegaba imprevista al evento. Desfilaba, la gente le pedía autógrafos, fotos, entrevistas y ella simplemente se disfrutaba el aparataje. Por algunos años fue reconocida como la peor vestida y eso a ella le importaba un bledo, ya que interrumpió en un espacio que aún no estaba listo para su flow.

En República Dominicana existen unos perfiles bien auténticos que te puedes perder si no abres tu mirilla de la creatividad caribeña, y es mi intención que se conozcan esos Doers que perfilan nuestra identidad.  En mi entrevista con Linnette le saqué algunas buenas explicaciones que muestran el porqué invertir en tu personal branding es una decisión de autenticidad.

Consideramos eres una de las figuras creativas dominicanas que el resto del Caribe debe conocer. ¿Qué es eso que tienes tú que nunca va aparecer en Google? Por ahora.

Señores, ya todo tá hecho, y lo que no aparece en Google, no está, no existe.

Yo simplemente soy una persona, que yo trato de vivir el día mío al máximo, siendo lo más honesta conmigo misma posible.

O sea, yo trato de no pensar en lo que la sociedad dice. Qué yo debo estar haciendo, de cómo debo de comportarme, de cómo debo de hablar. Trato de ser lo más honesta, siempre y cuando no le haga daño a otra persona, o sea, no te molestes.

Claro que sí, hay pila de mujeres como yo, pero cada una individualmente con su encanto, con su pikete individual.

¿Qué figuras han perfilado esa identidad tan tripiosa?

Hemos notado una idiosincracia y flow particular, en artistas, diseñadores y creativos egresados de la Escuela de Diseño de Altos de Chavón. ¿Qué es lo que sucede en ese espacio que sale gente tan ‘bacana’ o es simplemente casualidad?

Oye lo que ustedes tienen que saber. Que el pikete no se improvisa. Eso no tiene que ver con Chavón, con qué se yo quien, quien tiene pikete… bacanería, nació con eso… eso no es ni que tú seas Chavonero, o porque entraste a Chavón, te volviste cool.. eso no es así..eso se lleva adentro, como tu DNA, el pikete, con eso se nace, si lo forza te cagaste.

Háblanos de tu amor por Bad Bunny. ¿Es por su lírica o por su personal branding?

¿En’verdad, eres una una Rabandola? ¿El rabandoleo es importante para escalar a nivel creativo en Santo Domingo?

El rabandoleo es el arte de salir a la calle a beber pila de romo, sin emborracharte y dar pila de golpe de cintura. Eso se llama… eso es rabandolear. Y si tienes un grupo de amigas que te hagan coro, para practicar el fuertísmo, entonces es mejor.

El rabandoleo el arte de corear, es un arte.

Señores, es un arte, hay que tener millas, para salir al ranbandoleo, y más conmigo y con las amigas mías, que toítas son Street Fighter. ¿OK? Aquí to’ el mundo goza, to’ el mundo tripea. To’ el mundo la pasa bien, pero rabandolear es chévere. Se lo aconsejo; es muy bueno para la salud, siempre y cuando usted lo utilice a su propio riesgo.

¿Si pudieras describirte con una imagen cuál sería?

Editor en Jefe del contenido que le estas prestando atención. Soy un provocador del Caribe nacido y criado bajo la Buena Vibra, actualmente viviendo en latitud perfecta. En ocasiones conocido como Encuentros Casuales.

OPINIONES

Emil Medina

Editor en Jefe del contenido que le estas prestando atención. Soy un provocador del Caribe nacido y criado bajo la Buena Vibra, actualmente viviendo en latitud perfecta. En ocasiones conocido como Encuentros Casuales.