Este es mi ADN

ADN

Como parte de la campaña AT&T Pride Juntos Somos Mejores, se realizaron entrevistas a distintas personas de la comunidad #LGBTTQ en Puerto Rico y fui una de las escogidas.

No contaba con un guion de modo que pudiera repasar con antelación para poder proyectar con la mejor respuesta. Esperaba las preguntas típicas acerca de mi sexualidad y mi orientación sexual. Me hicieron preguntas que ni yo me había hecho nunca porque afirmaba que tenía clara esas respuestas. Esas preguntas que parecían ser tan fáciles de contestar, pero no.

Cada pregunta me provocaba contestar una respuesta sencilla, cerrada. Pero al comenzar a explicarlas, me daba cuenta que las respuestas no eran sencillas, y revalidé que mi proceso de aceptación no lo fue tampoco.

Aquí les incluyo las preguntas realizadas y mi introspección a cada una de mis respuestas.

¿Entiendes que de alguna manera tu sexualidad o tu orientación sexual ha influenciado tu éxito?

Creo que uno espera contestar esa pregunta con un “no”. Pues uno, de primera instancia internaliza con un “no”, que no tiene que ver. Pero luego, cuando contestas y sigues abundando, te das cuenta de que todo es parte de eso.  Toda esta lucha te ha hecho crecer, todas esas batallas y esas derrotas me han hecho más fuerte. Me han hecho ser más exigente. Y esas vivencias me han llevado al alcanzar el éxito en mi vida profesional, personal, como ente social.

¿En algún momento fuiste víctima de bulling por tu orientación sexual? ¿Cómo lo superaste?

Contesté que no, porque fui víctima del bulling por roles de género y no por orientación sexual. A los 12, me decían “machúa” porque fui capitana del equipo de baloncesto de mi intermedia. Era más bien porque quería un rol asumido a los hombres dentro del deporte. No fue burla como tal, no fue acecho. Creo que esas burlas no me afectaron. Pero de adulta, he sido víctima de bullying. Cuando “salí del clóset”, en esos primeros meses, me preguntaban si al menos era bisexual. Hubo muchas personas que estuvieron en denial por meses y quizás años. En el ámbito social, en el jangueo, siempre había un desconocido con ínfulas de psicólogo que concluía con una de dos cosas: “Tu papá abusó de ti, ¿verdad?” o “A ti aún no te han dado una buen chichá”.

Si supieran que mi padre es un santo y que ahora disfruto de mi sexualidad (por fin).

¿Cuentas con el apoyo de tu familia? ¿Cuán importante ha sido?

Me siento afortunada de contar con el apoyo de mi familia. Mi madre, mis sobrinas, mis hermanas. Siempre me han apoyado. La familia es bien importante. Y ver que mis sobrinas fueron a mi boda, me llena de orgullo y satisfacción.

Pride

Foto a las siete años cuando vivía en mi casa en Toa Alta Heights. De mis mejores recuerdos de niñez: extrovertida, única y muy activa.

¿Qué le dirías a ese joven que está comenzando a identificarse como homosexual?

Le diría:

Si estás comenzando a tener dudas, y a la vez te estás descubriendo- quién eres, qué te gusta, por dónde quieres caminar- no tengas miedo. Lo más honesto que puedes hacer contigo es escucharte. Bajo ningún motivo frenes o aguantes un sentimiento. Si lo frenas, puede que acumules energía y esa energía puede que se convierta en ansiedad o pánico. Canaliza las energías mediante alguna práctica ya sea yoga o algún deporte. Crea una disciplina como resorte y decide trazar tu propio camino. Déjate llevar sólo por lo que sientas, por el conglomerado de sentimientos. Y por ahora, no te detengas en la clasificación. En el camino lo irás definiendo. El camino te dará las respuestas. Háblalo con alguien con quien te sientas seguro, con ese alguien que se muestre abierto a escucharte y no a señalarte. Si no cuentas con esa persona, busca libros, ve una película que aborde ese tema y si encuentras una serie en Netflix, toma el tiempo para verla. Si te sientes identificado con algún personaje, con una situación, con alguna línea que represente, encontrarás alivio, te sentirás acompañado. Y si en el camino trazado encuentras que sientes algo que va contra las normas, no sientas que te estás equivocando.  La rebeldía es necesaria en cualquier proceso. Si en el fondo sientes que es la decisión correcta, síguela. Sigue esa corazonada. Y si no te sientes atraído por lo establecido, no te sientas mal si lo quieras ignorar, pero si encuentras muchos obstáculos en el camino, no te rindas. Siempre habrá un oasis en el camino, ya sea una lección, una nueva persona, una nueva camisa, un nuevo recorte, un nuevo color que nos dará fuerza. Valora cada paso que te dé valentía, y recuerda que aunque no lo parezca, hay muchos con quien puedes contar, muchos que ya llegaron a la meta, a la que tú también puedes llegar; y comenzar a celebrar.

Teen

Foto a los 17 años cuando rayaba en lo tímida, silente y no hacía mucho ruido.

¿Y qué te dirías a ti misma si tuvieses nuevamente esa edad?

Wow. ¡Qué mucho tardé en salir del clóset! Me hubiera conformado con retroceder a los 18 años y haberme encontrado a más temprana a edad. Todo hubiera sido distinto. Hubiera sido feliz desde antes.

¿Cuál sientes que ha sido tu mayor logro y cómo llegaste a él?

Salir del clóset en el 2012 ha sido el logro más grande que he tenido en mi vida. Antes de ello, viví en un twilight zone. Recuerdo que era bien extremista en la búsqueda de lo quería. Mis convicciones, mi posición con temas como la política, la pena de muerte, el aborto, la religión. Sentía una frustración con el hecho de que no me sentía atraía sexualmente por lo hombres. Lo intentaba, me presionaba. Salí con nenes súper buenos y me obligaba a encajar. Me acuerdo lo sumisa que fui en algunos de los casos. Pero nunca duré con alguien más de cuatro meses. Se me hacía eterno. Siempre tenía la presión de que tenía que ser perfecta. Al terminar mi última relación heterosexual, caí en una depresión severa, caí en el alcoholismo. Quería trabajar. Quería salir de trabajar para beber y beber para no pensar.  Estuvo así casi un año. Con la cuenta sobregirada mes a mes.

El hecho de haber aceptado mi sexualidad me ayudó a mejorar en otras áreas de mi vida como escoger, elegir mis verdaderas creencias, mis valores, dedicarme a recobrar mi autoestima y a definir mis prioridades. Creo que la integridad y la dignidad se reencuentran cuando tomamos la decisión de ser feliz, y esto conlleva la responsabilidad de ser mejor persona, más humano, cada día.

Viejo San Juan- Actualidad. 27 de junio de 2018

¿Cuál ha sido el mayor obstáculo que has superado en tu carrera o en tu vida personal?

Mi mayor obstáculo ha sido la aceptación de mi papá. Para aclarar, cuento con el apoyo de mi padre en cuanto a un consejo, abriéndome las puertas de su casa y cuando me antojo de una sopita. Me refiero sólo a que acepte mi sexualidad tal cual, sin peros, sin excepciones. Mi padre y mi esposa se llevan bien. Han sido cómplices en mucha de las suyas, pero aún lucho con que algún día pueda llamar a mi esposa como mi esposa, el hecho que él puede pronunciarlo. Él sigue pensando que ella es solo mi amiga.

Al terminar la entrevista, me levanté de la silla con un leve grado de ansiedad silenciosa. Me despedí y al montarme en el carro, lloré. Lloré porque pasamos detalles de nuestras vidas por desapercibidas o le restamos importancia por el hecho de que parecen cotidianos, pero no es hasta que lo narras, lo revives y te das cuenta que la diferencia entre un logro y un fracaso es la capacidad de decisión para trazar un nuevo camino y ese camino te conduce a un resultado. Y ese resultado tiene un efecto. Y ese efecto se transforma en la esencia. Y esa esencia es mi ADN.

AT&T Pride

El amor nos conecta y nos une. 💙🏳️‍🌈 #JuntosSomosMejores #AttPride

Posted by AT&T Puerto Rico on Wednesday, June 27, 2018

Feminista Pro-Igualdad, Género & Equidad, Cinéfila de filmografía lésbica, Humanista Secular. Entusiasta de la cocina, el buen vino y de las conversaciones que se convierten en proyectos.

OPINIONES

Yanís Valle

Feminista Pro-Igualdad, Género & Equidad, Cinéfila de filmografía lésbica, Humanista Secular. Entusiasta de la cocina, el buen vino y de las conversaciones que se convierten en proyectos.