Entre el Amor y el Odio con LeBron James

Lebron James

Como fanático de los Lakers, Kobe Bryant y hater de LeBron James los últimos días han sido una montaña rusa de emociones.

Gracias a Dios me encontraba dándome unas frías con unos panas buena gente en Bayamón cuando me llegó el tweet de Adrian Wojnarowski a las 7:08PM que decía:

Con Medalla en mano y con el celular en la otra comencé a sudar, los poros se abrieron como compuertas en el lago La Plata. De la nada me puse como un papel de blanco y todo el mundo dejó de moverse, se los juro. Todo a mi alrededor se fue en mute. De repente, invadió mi mente el episodio de Don Francisco cuando Lary Over conoció a su papá y me dije: Wow así se debió sentir Larry Over en ese momento”.

Cuando ya por fin conseguí algunas fuerzas para hablar le dije a mi pana: “Necesito un shot”. Esa noche fue larga para mí. El teléfono no dejaba de sonar; la cama daba vueltas y no podía dormir. 

Al día siguiente me levanté y como siempre busqué música para comenzar mi día y ‘pompiarme’. La canción que tuve por repeat por las primeras horas fue un clásico del “One Hit Wonder” de Ángel López. Don’t judge, mi gente, necesitaba apoyo moral y con estas líneas de la canción pude ajustar mi postura y a sobrepasar la crisis. Aquí están para que analicemos juntos:

“Es que tú no estabas en mis planes”

Nosotros no lo cambiamos, nosotros somos Lakers y Magic Johnson nos trajo al “Rey”. Así que como Laker’s fan debemos aceptar las decisiones del cinco veces campeón y Gerente General de los Lakers. De esta manera nos liberamos de la culpa.  

“Que yo te amara para siempre, pero fuiste como un ángel”

Creo que llevar 15 años analizando cada derrota y cada falla para crear memes y jo@#$ a los haters nos hace los fans más objetivos de LeBron. Ahí es que pude entender que este puede ser el comienzo de una buena relación que dure para siempre. Llevamos buscando un salvador desde que Kobe se retiró y vemos cómo verano tras verano otras estrellas se van a San Antonio, Oklahoma State, Cleveland, Golden State y nosotros seguíamos ‘esnús’. It’s our time to shine baby!

“Hasta la vida me salvó”

Tener a Lebron significa tener una oportunidad de ganar todos los años. Este caballero lleva ocho años consecutivos coqueteando con campeonatos, aunque tiene un récord que apesta (tres ganados y seis perdidos), pero puede ser ese ángel que lleve a los Lakers a tocar la postemporada luego de cinco años.

“Entre el amor y el odio, esta la línea del perdón”

Siempre he sido fan del jugador, pero nunca de la persona. Por eso, este love and hate que tenemos con él, hace la situación más difícil. Todo lo vamos a dejar atrás porque Los Ángeles venimos a ganar sí o sí.

“Cruzarla significa darle vida a esta pasión”

Así que juntos los invito a aceptar al “Rey” y mirar hacia los campeonatos número 17 y 18. Los dos títulos que necesitamos para empatar y sobrepasar a los Boston Celtics como la franquicia con más títulos en la historia de la NBA.

Ahora bien, defendamos los colores purple and gold sobre todas las cosas y para esos mabrones que se montaron en la guagua: denle espacio, pero no los dejen guiar. Fuimos Lakers antes de LeBron y seremos Lakers después de él. Y si Rajon Rondo cruzó la línea de la rivalidad más nasty en la historia de la NBA (Celtics y Lakers), que nosotros perdonemos a LeBron no es nada.

¿Creen que ganemos una sortija con LeBron en los próximos cuatro años? #MambaOut

Dad of MandyRockStar, from El Cortijo, Bayamón, graduated from Full Sail University in Sports Marketing & Media, founder of The SpikeNet, living in ATL. Passionate about sports, music, movies and politics,Barsa, Lakers, Yankees and Steelers… #MambaOut #GadgetSense

OPINIONES

Gadget Negron

Dad of MandyRockStar, from El Cortijo, Bayamón, graduated from Full Sail University in Sports Marketing & Media, founder of The SpikeNet, living in ATL. Passionate about sports, music, movies and politics,Barsa, Lakers, Yankees and Steelers... #MambaOut #GadgetSense