Alejandro Cuellar, doer de la cocina colombiana

Los doers se apasionan tanto por algo, que no descansan hasta verlo concretado.

Ponen en acción sus pensamientos y sus palabras. Están por todo el mundo y guardan cierta afinidad. Quizá los une el deseo de ser relevantes, la obsesión por la calidad o la curiosidad que los lleva a asombrarse con cada descubrimiento.

Este es el caso de Alejandro Cuellar, un doer embajador de la cocina colombiana. Este chef vive en una constante exploración de sus raíces y de los productos de su tierra. Mientras, dedica sus días a encontrar caminos desde la cocina para aportar al bienestar social de su querida Colombia.

Alejandro Cuellar

Ha sido reconocido como uno de los 100 colombianos más destacados.  También ha participado como juez invitado en las dos ediciones de Master Chef Colombia y como cocinero invitado en Master Chef Polonia en 2016, por mencionar algunas de sus distinciones. Actualmente es el Chef Ejecutivo del restaurante Canasto Picnic Bistró en Bogotá.

Con todo el rigor académico y la aplicación de las más novedosas técnicas culinarias, se cruza con disciplinas como la música y la fotografía, las que añade a la construcción de su cocina.  Podría intuirse una nostalgia que lo envuelve y una constante actitud de investigación que se refleja en su Huerta Santa Beatriz. Es en este lugar que descubre y crea productos y sabores nuevos. Allí también tiene abejas, gallinas, truchas, entre otros. Y además, fabrica sus propias vajillas en su taller con productos totalmente naturales.

‘La cocina no es un arte; es una labor. La responsabilidad más importante de un cocinero es que su plato tenga buen sabor”, comenta Cuellar. A la vez, nos habla de dos términos muy en boga mundialmente: la cocina silvestre y la cocina consciente. Por un lado, un mapa sensorial que nos invita a probar ingredientes que puedes encontrarte donde algunos podrían ver solo maleza. Y por el otro, una guía que conecta los impactos positivos que se desencadenan cuando se diseña un menú con sensibilidad social y ambiental.

“Algo que me resultó curioso sobre Colombia, en comparación con otros otros países latinoamericanos que he visitado, es su gran profundidad en temas de conversación sobre la paz. Es el que más fuerte me ha dado en la cara. Se trata de sentir, buscar y promover la paz. Entonces, para la paz es importante entender el conflicto y no estar ajeno a él. El colombiano que está distante al conflicto se convierte en víctima. Alejandro no lo está. En su discurso, que se sale de lo empresarial y gastronómico, tiene mucho conocimiento sobre las soluciones y maneras de evitar volver a los tiempos grises en Colombia. Su libro ‘Cocina y paz’ es muestra de eso”, nos cuenta Emil Medina sobre su encuentro con Cuellar.

Recientemente, Alejandro fue nombrado embajador de la fundación colombiana Save the Children, por su constante colaboración con la institución, fiel defensora de derechos de la niñez, como la educación y la no violencia.

Como parte de su futuro inmediato, continúa en una gira de charlas por México, Chile, Ámsterdam y España, entre otros, siempre representando la cultura gastronómica de su país.

No sabe qué destino le depare de aquí a un año, lo que sí sabe es que estará conectado a la cocina de por vida.

chefalejandrocuellar.com

@coyarcocina  IG y Twitter

Alejandro Cuellar “Cocina Silvestre” 

Creativa. Redactora y Estratega Publicitaria. Conspiradora del bien colectivo. Amante de la cultura y la gastronomía. Conocer gente nueva, compartir con amigos y comer rico, son algunas de mis alegrías favoritas.  Aquí podrás ver una serie de encuentros que buscan volver a la mesa para tener conversaciones relevantes que nos ayuden a ver el mundo de maneras distintas.

OPINIONES

Gabriela Puig

Creativa. Redactora y Estratega Publicitaria. Conspiradora del bien colectivo. Amante de la cultura y la gastronomía. Conocer gente nueva, compartir con amigos y comer rico, son algunas de mis alegrías favoritas.  Aquí podrás ver una serie de encuentros que buscan volver a la mesa para tener conversaciones relevantes que nos ayuden a ver el mundo de maneras distintas.