Señal: la nueva necesidad básica

El 20 de septiembre de 2017, nuestra Isla estuvo expuesta a toda la fuerza y ferocidad de la naturaleza.

El huracán María ha sido hasta ahora, el peor desastre natural en la historia del país, causando daños estimados en 90 mil millones de dólares y cobrando muchísimas vidas. Como todos aquí sabemos, no solo el sistema de energía eléctrica fue severamente afectado, sino que además el 95% del país se quedó sin servicio de celular, lo que dejó a Puerto Rico en total oscuridad y sin comunicación.

Los operadores de las principales compañías de celulares en Puerto Rico, y quienes a su vez estaban pasando por lo mismo que el resto de los puertorriqueños, tenían claro que conectar personas ansiosas y desesperadas por comunicarse con sus seres queridos no era solo un deber, sino una necesidad humanitaria fundamental. Por eso trabajaron juntos de una manera nunca antes vista, compartiendo sus recursos, equipos e información para restaurar la red, y lo que es más importante, la esperanza de una nación devastada.

Case For Change viajó a Puerto Rico un año después que el huracán María azotara la isla para escuchar las historias de aquellos, que como tú y yo, vivieron el desastre en carne propia. Todo con un enfoque en conocer los extensos esfuerzos de ayuda de los principales operadores de teléfonos celulares y descubrir cuánto puede significar la conectividad en un momento histórico como el que vivimos.

 

OPINIONES