Tiger Woods: El comeback más grande de la historia

Probablemente el atleta más dominante del siglo 21, le tomó 1,876 días (cinco años) volver a ganar.

Tiger Woods en el 1996, a sus 20 años, decidió convertirse en un golfista profesional y para el mes de abril del 1997 contaba con tres victorias y su primer Masters. Un contrato de 40 millones con Nike, un bono de $7.5 millones por firmar con ellos y otro de $3.5 millones al año con Titleist. Si no entiendes la importancia de estas cifras tienes que poner en perspectiva que antes de Tiger no había un golfista que sobrepasara los $5 millones en algún tipo de auspiciador.

Sam Greenwood/Getty Images

Tiger Woods fue para el deporte del golf y Nike , lo que Michael Jordan fue para el baloncesto.  

Su dominio era absoluto. Las masas de personas se movían como olas en el mar detrás de este caballero en el campo de golf. Era un Woodstock con cada swing de su palo, torneo tras torneo, record tras record, “Major” tras “Major”, Tiger transformó el deporte en su placer. Hasta que un día tiene un accidente frente a su casa, en donde choca su Escalade con una pompa de agua.

Y aquí quiero hacer una pausa y decirle lo importante de este evento.

Antes de que existieran las redes sociales, los deportes eran cubiertos de manera diferente. Existía una línea entre la vida personal y profesional del atleta. Ejemplos como O.J. Simpson  eran bien escasos y es el primero que me viene a la mente como un evento que cruzó las líneas de la cancha. Pero a la misma vez O.J. ya estaba retirado cuando sucedió la famosa persecución de la guagua Bronco en el 1994, so’ era más que un atleta, ya era una celebridad.

Michael Jordan, por otro lado, tiene uno de los divorcios más caros en la historia con la boricua Juanita Vanoy y a nadie le importó. Súmale que su padre fue asesinado sin que le robaran nada y se rumora que su muerte fue relacionada a las famosas apuestas. Otra más a la que nunca se le prestó importancia y pasó como un evento aislado en el deporte. Todos estos sucesos se mencionaron, pero se respetaba un poco más la privacidad y se reportaba solo al atleta. Aquí es donde vemos la diferencia con Tiger; nadie había sido destrozado como lo hicieron con él en aquel entonces.

Pinterest

Luego del extraño choque de Tiger, TMZ y diferentes medios de las redes se encargaron en buscar cada detalle de su vida personal. Aquí es donde salieron a relucir sus enumeradas relaciones íntimas con porn stars, bartenders y sirvientas. Los rumores dicen que Tiger tuvo 121 relaciones fuera del matrimonio que tenía con la modelo Elin Nordegren. Esto llegó al nivel que el golfista salió en el 2009 en una conferencia de prensa admitiendo que era un “adicto sexual” y para el 2010 terminó divorciándose y perdiendo auspiciadores como Accenture, AT&T, Gatorade, General Motors y Gillette. Más o menos como unos $22 millones.

Como si fuera poco la “macacoa” le cae también en el field y luego de un pequeño descanso se lesiona su rodilla y el tendón de Aquiles. Su caddy de toda la vida pública un libro donde lo tira al medio y ahí comienza a desconfiar en toda su gente, cambiando de coaches y caddies constantemente. No pudo terminar torneos por lesiones y por encima de todo esto tuvo que ser operado cuatro veces de su espalda. Cae de #1 del mundo a fuera de los mejores 100, cosa que no pasaba desde su año novato en 1996. Y aunque ganaba uno que otro torneo, ya Tiger no era el dios del golf; era un humano tratando de volver a retomar su vida.

Getty Images

Esta victoria que le tomó a Tiger 1,876 días en lograr es muy importante para muchos fanáticos del deporte. Demuestra el esfuerzo, la transformación y la evolución de él como ser humano y atleta. Todos cometemos errores y a veces admiramos a los atletas por las razones equivocadas y me explico. En lo personal, no conozco a Tiger, no conocí a su esposa, ni a su familia. ¿Por qué debería juzgarlo por cosas que pasaron fuera del campo? Tiger Woods es el mejor golfista que ha caminado por esta tierra y ahí debe acabar nuestra idolatría. A menudo buscamos role models en atletas, actores, cantantes y muchas veces ellos entienden el deber y su rol, pero no necesariamente es su deber.

En fin, la “Tigermania” está de vuelta y espero que rompa el récord de la leyenda Jack Nicklaus de 18 victorias en un Major. ¡Tiger se encuentra a solo cuatro de ese récord! Ahora con 42 años y la confianza de vuelta, creo que veremos a un Tiger rejuvenecido y la masa de gente caminar hacia el hoyo 18 como en los viejos tiempos, una experiencia “para pelos”.

“TIGER IS BACK”

#MambaOut

 

OPINIONES

Gadget Negron

Dad of MandyRockStar, passionate storyteller, looking for content, stories, and ideas everywhere. Videographer, photographer, editor, and columnist. Fueled by sports, driven by love, music, and art.  Graduated from Full Sail University in Sports Marketing and Media from Bayamón, Puerto Rico, living in Orlando, FloRida. #MambaOut #GadgetSense