Angurria nos regala un junte de naciones y hermanas

Angurria

Desde pequeñas, a muchas nos enseñaron en nuestras casas en Puerto Rico, que sin pantallas (aretes) no se sale. De hecho, hemos llegado al punto de tener unas de reserva en la cartera, tú sabes, por si las moscas.

Algo así pasa en República Dominicana pero con el pelo. Según conversaba con Evaristo Angurria, artista de la Isla hermana, la importancia del tema trasciende estados anímicos, clases sociales y contextos históricos.

“El pelo es un tema en Dominicana y por eso yo lo tengo siempre presente en todo lo que hago”, dijo Angurria frente a su mural más reciente, localizado en la calle Cerra, en Santurce.

A Angurria le brillan los ojos de la emoción cada vez que dice que está “en P.R.” para pintar en Santurce es Ley. Siempre había soñado con plasmar su arte en este lugar y en este evento que se han convertido en íconos de la cultura visual caribeña.

Angurria SEL7

“Yo estaba loco por pintar en Santurce, es el punto máximo. La experiencia ha sido muy buena. Artistas locales me han apoyado, la gente es bien buena y el ambiente ha sido tremendo”, dijo quien ya ha llevado sus rolos a Humacao, Cabo Rojo y Puerta de Tierra, en San Juan.

Angurria SEL7

Es ahí, frente a las hermanas (y vecinas) con rolos que se abrazan, que Angurria detalló su mayor influencia para hacer arte: doña Patria o, como es mejor conocida por él, “mamá”. Con tres décadas de establecido el salón de belleza de doña Patria ubicado en Los Alcarrizos en Santo Domingo, o como Angurria dice “L.A.”, ha sido una de las grandes bases de su vida para mostrar la identidad del Caribe.

Calle Cerra

“Este mural caracteriza a las mujeres en rolos en Puerto Rico y en Dominicana. Trabaja el tema de la cultura pop del pelo en la mujer caribeña en el contexto actual y de siempre. Son dos países que tienen demasiado en común”.

Calle Cerra SEL7

Mientras pedía un cafecito negro, como ha estado acostumbrado a bebérselo desde siempre, describía el proceso de identificar las mujeres a retratar en un mural, llevarlas a boceto y proyectar para tener el resultado que ahora todos vemos en Santurce. Las sonrisas de las protagonistas son contagiosas. De mirarlas ya te quieres sonreír con ellas. Los rolos, su sello, resaltaban en colores amarillo (maduro) y (plátano) verde, y tenían esos característicos pelos que no quieren formar parte de la típica onda, o “greñitas”.

calle Cerra, Santurce

Entre los pelos, los rolos y las chancletas, Angurria busca proyectar la identidad caribeña en pinturas, dibujos y los gráficos. Autodefinido como un in between entre influencer, diseñador gráfico, maestro del lettering y artista, Angurria asegura que su norte es multidisciplinario con la finalidad de expresar y trascender con su talento, como lo hizo este año en la Fiesta de Colores en Ecuador.

SEL7

Con cinco años “metiéndole”, Angurria tiene claro que la práctica y la perseverancia han sido claves en su desarrollo artístico. Si vamos a su wishlist, Wynwood y Europa están en la mira para seguir plasmando más rolos y murales.

“Por ahí pa’ lo que venga”.

Angurria - SEL7

Fotos por Esteban Morales Neris (@e_gmn)

Soy periodista, profesora y estratega digital. La pasión de poner una letra al lado de la otra, que me acompaña desde séptimo grado, me trajo a este espacio en el que comparto experiencias y vivo las de otros virtualmente. Me emociona leer e imaginar distinto.

OPINIONES

Lillian E. Agosto

Soy periodista, profesora y estratega digital. La pasión de poner una letra al lado de la otra, que me acompaña desde séptimo grado, me trajo a este espacio en el que comparto experiencias y vivo las de otros virtualmente. Me emociona leer e imaginar distinto.