Luka Modrić, de la guerra al Oro

Luka Modric

No hay duda, definitivamente este es el año de Luka Modrić, ganador del balón de oro 2018.

Su año cuenta con grandes logros como:

– Best FIFA Mens’s Player
– UEFA Men’s Player of the Year
– Golden Ball en la FIFA World Cub
– Segundo lugar en el World Cup con Croatia
– Ganador de la UEFA Champions League – Real Madrid

Suficiente para destronar a los ganadores de los últimos 10 años, Cristiano Ronaldo y Leo Messi.

Foto por Christophe Ena / AP

Pero aún así nada se compara con el camino de Modrić para llegar al tope del mundo.

El actual mediocampista del Real Madrid nació el 9 de septiembre del 1985, años antes de la separación de la antigua Yugoslavia. Mala mía por hablar de historia en un artículo de deportes, pero es importante explicar que por más de 10 años, lo que hoy conocemos como Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Serbia, Montenegro y Croacia lucharon por su independencia, en conflictos que provocaron la muerte de más de 200 mil personas y forzó a muchos a emigrar a otros países.

luka-modric

Foto de twitter.com/Realmadridplace

Luka y su familia no fueron exentos de la realidad.  En 1991 su abuelo fue asesinado frente a él y su casa fue quemada causando a la familia Modrić emigrar a Zadar, con apenas seis añitos. Ahí se convirtió en refugiado del país, y fue en ese momento que el fútbol se transformó en su único escape.

Luka demostró que su talento era para jugar entre los mejores del mundo, pero fue rechazado por su altura y su peso a los ocho años. El talento del “pequeño Luka” era muy grande para su barrio y a los 16, el club más “cangri” de Croacia, el Dynamo, lo firmó. Pero lo prestaron y lo enviaron a Bosnia…

Time-Out.

Me puedo poner técnico y explicarte que los clubes de fútbol, te firman y a veces no te ponen a jugar porque hay un caballo o porque no es tu tiempo, y para que no te quedes en la banca, pues te prestan o te alquilan. Si tienes más dudas, tírame al DM por Twitter @gadgetnegron.

 

Luka Modric

Foto por Dalibor Urukalović

Volviendo a Luka, en Bosnia le cayeron a palos por su físico. Pero a los 18 la selección de Croacia lo convocó, ganaron en el invierno y a los 19 el Dynamo lo subió.  Su dominio fue tal que el Tottenham no perdió la oportunidad y le dio su primer contrato cheveroski de 20 millones de Euros. Ya todos esos golpes se habían vuelto aprendizaje. En cuestión de cuatro años, 30 millones de Euros llevaron al “pequeño Luka” a convertirse en “Merengue”.

Luka Modric

Foto de Getty Images

Una historia de lucha constante, llevó a Luka de la guerra a tres Supercopas de Europa, tres Mundiales de Clubes, una Liga de España, una Copa del Rey y dos Supercopas, y al balón de oro. #GrandeEresLuka

Y for the record, #ViscaBarça

😉

OPINIONES

Gadget Negron

Dad of MandyRockStar, passionate storyteller, looking for content, stories, and ideas everywhere. Videographer, photographer, editor, and columnist. Fueled by sports, driven by love, music, and art.  Graduated from Full Sail University in Sports Marketing and Media from Bayamón, Puerto Rico, living in Orlando, FloRida. #MambaOut #GadgetSense