Robby: Caminando por la vereda de lo artístico

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Robby viene a salvar el rap boricua.

“De la calle, rumberos de la esquina, debajo del palo de mangó.” El amor de Robby por la música nace de su familia, que son salseros y pleneros aficionados. Siempre, desde pequeño, estuvo atado al arte. Creciendo entre Cayey y Caguas, estudió en la Escuela de Bellas Artes de Cayey. Fue trovador, poeta, orador y teatrero. Ahora se dedica al rap, siempre absorbiendo ritmos, conocimientos y tendencias de otros géneros.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Extrovertido y honesto, así se describe Roberto Carlos Cruz Santiago. Descubrió lo que eran las letras y nunca ha parado de escribir. No se detiene en la música, pues estudió Periodismo en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras, AKA, la IUPI, y esa experiencia le ayudó a desarrollar su mirada crítica.

“Ya no va haber nada original, pero siempre van haber cosas auténticas”. Considera a raperos como Residente, Nach, Tego Calderón, PJ Sin Suela y Rafa Pabón sus maestros. Sin embargo, fue Romuel, su primo y productor, quien lo impulsó a que le metiera duro al rap. Su inspiración surge de varias fuentes y no le gusta restringirse a un solo género musical. Bobby Valentín y Julieta Venegas también son artistas que le brindan ideas para crear.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Su proceso creativo muchas veces es espontáneo y fugaz. La inspiración pide que detenga lo que está haciendo para escribir. Las ideas surgen tanto de música como de libros y películas; y la creación es tan fluida como versátil.

El rapero habla de su canción Padre Nuestro: “Yo estaba buscando cómo explorar las dudas que uno tiene sobre lo que pueda estar o no arriba, sobre lo que nos enseñan y nos predican. Contrastar eso con la forma que yo creo por lo que veo: por las acciones de la gente, por las actitudes. Quería buscar una manera de cómo poder expresar eso”. Otras veces escribe desde espacios muy íntimos, como lo fue en Proverbios 18:24 en donde aborda sentirse falto de apoyo, de recursos y con mucho apuro para crear sin la libertad de un proceso creativo completo.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Shamar Awards llega a cambiar la situación. Con la ayuda de Angelo Díaz y todo el equipo, ha podido llevar su arte a un público más amplio con los recursos que le hacían falta. La iniciativa quiere abrirle las puertas a otros artistas que están comenzando y son pocos conocidos. “ Es una aplicación de música que busca romper lo que es el esquema tradicional de cómo un artista emerge. Quieren darle el espacio a artistas, y cuando digo artista estamos hablando de bailarines, comediantes, exponentes, músicos y más”.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

El esfuerzo no ha sido en vano. El primer video musical de Robby con Shamar Awards, Ser Boricua, tiene más de 190,000 views y 9,000 shares en Facebook. “Ser Boricua marca otra etapa en mi vida. Yo llevaba cuatro años haciendo cositas independientes paulatinamente, nunca fue con una continuidad. Lancé dos EP y le di su marketing pero nunca di mucho share. Todo era orgánico. Ahora estoy trabajando de la mano con Shamar Awards y tengo un equipo de trabajo de calidad, en cuestión de música, de donde puedo sacar mi producto”.

«Ser Boricua» parece ser una secuela a su primera canción de Soundcloud, PÉ ERRE, y él afirma que lo es espiritualmente aunque no directamente. «Ser Boricua» juega con el humor para hablar sobre la crisis que atraviesa Puerto Rico y nuestra cultura. Nace de la iluminación de canciones como Que Flote Sola, El Wanabi y La Crema: exploraciones de lo que es ser puertorriqueño/a. “Estoy dándole gracias a esta isla, a esta diáspora por todo lo que nos hace puertorriqueños. Nuestras indecisiones, nuestras contradicciones y malas costumbres. Obviamente, por lo que nos encanta a todos: la belleza que hay aquí, los lugares y cómo es la gente. Esa fue mi inspiración: vamos a buscar una manera un poco jocosa de agradecer”.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

“Camino por la vereda de lo artístico”. Al comenzar a crear, Robby no toma en consideración si la canción va a pegar o no. Para él, eso no es lo más importante. El rapero quiere crear música que emane el sentimiento que le provoca escuchar «Calma Pueblo» de Calle 13 en vivo. “Quiero hacer tracks que te den ganas de llorar por lo que estás recordando”.

Robby quiere salvar el rap boricua. Afirma que, en su opinión, el rap en Puerto Rico no ha tenido la misma salida que el reggaetón y quisiera realizar proyectos que se asimilen a lo que han logrado Los Aldeanos en Cuba y Canserbero en Venezuela. Añade que desea darle una voz a sectores que no la tienen y visibilizar comunidades marginadas. “Que se sienta la presión de que el hip hop vive y está aquí”.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Hay que destacar que no piensa ser un purista del hip hop y el rap. Quiere hacer fusiones con bolero, reggae roots y rock. Además, espera poder grabar con bongó, conga y cuatro, y samplear de salsa y plena. Robby no solo quiere traer el rap a un plano principal, pero también evolucionar a nuevas experimentaciones que enriquecerán su propuesta. “Ahora es de verdad. Ahora canalizo todas mis fuerzas en el proyecto y vamos a darle hasta que se rompa el cuero, como dirían en la rumba”.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Su enfoque actualmente es trabajar duro para lanzar muchos sencillos. Su primer paso es viralizarse en todo Puerto Rico. Tiene como meta mensualmente soltar una canción nueva y posiblemente con un video que la acompañe. Lo más importante para Robby es conectar con el público, pero que sea de manera tanto auditiva como visual. Luego de tener una base firme de música nueva, comenzará a explorar presentaciones en vivo ya sea en la isla como en Cuba y República Dominicana. “Lo importante es que lo que viene es de mejor calidad, con más definición y dirección. Va a impactar”.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Su canción propia favorita al momento se titula ‘Me Encanta’, que comienza como una oda a la ciudad en la noche pero en el segundo verso se transforma en un lamento por la pérdida de un amorío. Actualmente está bien pegao con «OK» de Álvaro Díaz y Sousa, y «¿Qué tú sabes de esto?» de PJ Sin Suela y Myke Towers. Al preguntarle cuáles serían sus artistas ideales para una colaboración, me contestó con anhelo: “Rubén Blades, Cultura Profética, Tego y Vico. Para mí sería un honor, un privilegio estar en un estudio con ellos, viéndolos crear, compartiendo una cerveza y consejos”.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

De aquí a cinco años veremos a Robby en todas las plataformas musicales, con un enfoque en Spotify y Youtube. Presentándose por Latinoamérica en shows íntimos, tirando mixtapes y álbumes. Quisiera colaborar con SieteNueve, Luis Díaz y Vladi, además de darle forma a las fusiones que tiene en mente. Añade que quiere devolverle al sistema de la UPR y espera que Shamar Awards tenga un espacio concreto para que artistas como él puedan grabar.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Tuve la oportunidad de escuchar una de las canciones que vienen por ahí y solo comento que deben estar pendientes a lo que traerá Robby a la mesa. Un rapero con compromiso, visión y muchos deseos de cambiar la corriente. Robby afirma que camina por la vereda de lo artístico para salvar el rap boricua.

Robby / Foto por Esteban Morales Neris

Fotos por Esteban Morales Neris (@e_gmn) para buenavibra.com

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.

OPINIONES

Natalia Merced

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.