La evolución de Nicky Jam

Nicky Jam / Photo from web

La serie El Ganador de Nicky Jam está hot-hot y no ha dejado de sumar nuevos fanáticos. Resulta que la historia del reggaetonero de Levittown es super catchy, al mismo tiempo bastante cruda e interesante, ya que toca las distintas partes de su evolución musical (desde los tiempos de Playero), su lado familiar (la verdadera historia de sus crianza en Boston), los sube y baja emocionales y su adicción a las pepas (sí, era un adicto intenso de las Percocet).

Recientemente anunció la posibilidad de una segunda temporada temporada de la serie ya que según dijo, «todavía hay mucho que contar».

Una de las cosas que más llama la atención de la evolución artística de Nicky Jam es el cambio físico. Al inicio de su carrera se veía bastante delgado (antes de formar el dúo con Daddy Yankee para “Los Cangris”). Pero a medida fue pasando el tiempo, sus vicios se hicieron más fuertes hasta llegar a encontrarse en un estado de obesidad y drogadicción  fuera de control. Para eso del 2010, Nicky le metió con todo a su transformación personal y artística donde poco a poco empezó a verse más sano, tal como lo conocemos hoy día.

Te mostramos las etapas más fuertes de su transformación corporal:

Nicky Jam junto a su papá y su hermana Stephanie Rivera.

Nicky en el sandungueo en algún party de marquesina.

Sonriéndole a la pubertad junto a dos chicas.

La peor época de Nicky Jam (vistiendo Sean John).

Inflamación, el efecto secundario de 30 Percocet diarias.

El Realismo Mágico de Colombia le cambió la vida a Nicky Jam. Photo: Getty Images

Definitivamente se ganó el nombre de «El Ganador».

 

OPINIONES