Sex Education: La hermana mayor de Big Mouth

Photo by Sam Taylor / Netflix

Sex Education es la serie hermana mayor de Big Mouth que ya pasó las incomodidades de pubertad en la pre-adolescencia y busca la inteligencia emocional para el buen sexo.

La serie nueva de Netflix te invita a verla con el hook de que se tratará de un joven adolescente que comienza a ofrecer terapias de sexo en su escuela. Mi primera impresión fue que sería graciosa y divertida al ver todas las locuras que un adolescente hace para satisfacer sus deseos, así como las preguntas absurdas sobre su sexualidad. Sin embargo, esa es solo la superficie de lo que es Sex Education en su totalidad.

Credit: Jon Hall/Netflix

Credit: Jon Hall/Netflix

Sex Education es menos sobre el acto del sexo per sé y más sobre la búsqueda de identidad e inteligencia emocional que, tarde o temprano, se traduce al sexo. La serie aborda masturbación femenina, revenge porn, homofobia y, obviamente sexo en sus diversas formas. Además, logra incorporar distintas sexualidades, relaciones e identidades que se sienten orgánicas en la historia. Serie de adolescentes al fin, tiene sus clichés necesarios para atrapar a su audiencia pero la subversión gana.

Sex Education / Netflix

Sex Education / Netflix

Otis, el protagonista interpretado por Asa Butterfield, es un adolescente de 16 años con problemas a la hora de tocarse, que resulta ser hijo de una sexóloga. La trama se desata porque Maeve, la chica rebelde del elenco, nota el don que tiene Otis para aconsejar a las personas, al ayudar a Adam -más sobre él luego- con sus problemas de impotencia. Otis logra sacarlo de la mala y Adam puede tener sexo hasta el orgasmo. Con el éxito de esa clínica espontánea, deciden montar una de terapia sexual underground en donde Otis ayuda a individuos o parejas de su escuela con problemas en la intimidad. Aquí vemos un sinnúmero de situaciones curiosas como piojos púbicos, chicos y chicas asustados/as porque no pueden parar de masturbarse, entre otras cosas.

Sex-Education-Netflix-Series

Sex Education / Netflix

AVISO: De aquí en adelante todo tiene spoilers. Les advertí.

Las terapias sexuales y el desarrollo de Otis: paralelos

Lo valioso de las terapias es que la mayoría de los problemas tienen raíz en la inteligencia emocional: parejas que no se comunican, personas que no son sinceras, baja autoestima y situaciones similares. Otis trata sus problemas desde el lado emocional e íntimo que, por consiguiente, mejorará el sexo o la masturbación. En una etapa donde muchas veces nuestras decisiones son impulsivas y hormonales, la inteligencia emocional en la vida sexual es importante.

El protagonista ofrece terapias sexuales y él mismo no puede masturbarse. Le aterra el sexo por un trauma de su niñez, cuando vio a su papá serle infiel a su mamá con su paciente. Sin embargo, con el pasar de las sesiones se nota que el protagonista va atreviéndose a experimentar. Las consultas mejoran y él con ellas. Hasta que luego de muchas altas y bajas, amores y desamores, la temporada termina con la cara de orgasmo de Otis porque al fin, logró masturbarse.

Misoginia y tabúes femeninos

Si bien la mayoría de las terapias se enfocaban en el lado emocional, la serie aprovechó para atacar un tabú: la masturbación femenina. El personaje de Aimee, interpretado por Aimee Lou Woods, siempre estaba enfocada en complacer a otros y no tenía ni idea de qué le gustaba en la cama. Otis le aconseja que tome un rato para tocarse y conocerse. Acto seguido: 20 segundos de Aimee en su cuarto masturbándose múltiples veces. Sex Education muestra la importancia de desestigmatizar la masturbación femenina porque es la única manera que llegarán a conocer su cuerpo.

Sex Education / Netflix

Sex Education / Netflix

Un momento que me parece grande en la serie es cuando difunden una foto de una vulva y amenazan con revelar la cara de la muchacha que envió la foto. Esta situación es una que se repite una y otra vez en televisión, películas y vida real. Pero, por primera vez, se enfocó en la solidaridad femenina que puede surgir para hacerle frente a la misoginia.

Maeve, Emma Mackey, fue nombrada la “puta” de la escuela porque una vez le dijo que no a un muchacho que la quería besar y este difundió por el estudiantado que ella le había dado sexo oral. Lo generalizado que es slut shame a las mujeres las une y todas en la asamblea de la escuela comienzan a gritar “¡es mi vagina!” para que no sepan de quién realmente es la vulva y para demostrarle a quien amenazaba con difundir la foto que su chantaje no funcionará.

Eric

El desarrollo más profundo lo tiene el mejor amigo de Otis: Eric. Interpretado por Ncuti Gatwa, Eric es la estrella del show. Un adolescente negro y gay que está seguro de su sexualidad pero aun batalla con la manera de presentar su identidad. Su arco fue, para mí, el más significativo y emocional. Su proceso de sanación luego del ataque homofóbico que sufrió por estar vestido en drag es hermoso. La escena de la iglesia me pareció monumental. No es su conexión con Dios que lo ayuda a sanar, es el calor de su familia y de la comunidad que le abre las puertas y le inculca el amor propio. Gracias a ese amor y calor, y el encuentro con otro hombre negro vestido de manera femenina es que Eric se inspira en ir al baile de su escuela con brilloteo y como siempre ha querido presentarse.

Su relación con su padre es compleja y demuestra las vicisitudes de una familia negra inmigrante en Inglaterra. El apoyo de padre a hijo está ahí y realiza un rol importante en la sanación de Eric, aunque sea entre capas de miedo por lo que le pueda pasar por expresarse libremente. La escena en que Eric y Otis bailan en el prom de su escuela me provocó el llanto. No es que bailan a un pie de distancia, es que se agarran las manos, dan vueltas y se ríen. Su amistad es pilar para el desarrollo de ambos y transgrede las normas machistas y homofóbicas que dictan que un hombre heterosexual y otro homosexual no pueden ser amigos y menos aun demostrarse cariño.

Lo clichoso

Serie para adolescentes al fin, Sex Education sí tiene sus aspectos clichosos que algunas veces pueden ser hasta problemáticos. El cambiante triángulo de amor entre Otis-Maeve-Jackson y Ola-Otis-Maeve es lo menos emocionante que tiene la serie. El crush de Otis con Maeve es innecesario pero su relación compleja sirve como el perfecto cliff hanger para la audiencia meta. 

Sex Education Netflix

Sex Education / Netflix

Me interesa más ver a Ola y Otis crecer como pareja y experimentar su sexualidad juntos. Maeve merece enfocarse en ser exitosa sin las dificultades de una relación. ¿Quién me falta?

¡Adam! Les dije que regresaría a él. Connor Swindells interpreta un personaje bastante plano que solo sirve para prender la mecha de la trama. Regreso a él porque durante toda la temporada fue un bully homofóbico contra Eric y al final resulta que todo ese odio realmente era autodesprecio por su propia homosexualidad. Este fue el cliché que menos me gustó por dos razones:

  1. Lo predije desde el primer episodio
  2. Se ha visto muchísimas veces y no hace nada por inculcar un mejor trato a las personas de diversas sexualidades. Puede hasta justificar estos actos de odio porque se generaliza que las personas homofóbicas son solo homosexuales en el clóset.

Sex Education tiene un poquito de todo: humor, sexo, problemas de adolescencia, autoidentificación, feminismo y más. Crea un balance interesante entre una serie cómica sobre las locuras de jóvenes hormonales, una crítica a conductas tóxicas como frutos del machismo y los caminos de estos adolescentes a conocerse como humanos complejos. Hace hincapié en la necesidad de atacar la inteligencia emocional para lograr una vida sexual satisfactoria, así seas una chica o chico de 16 años. Si te gustó Big Mouth, te recomiendo Sex Education. Se repiten muchos temas sobre la sexualidad pero el marco donde se llevan a cabo invita a miradas distintas e historias cautivadoras en su propia manera.

¿Ya la vieron? ¿Qué ustedes pensaron?

 

Foto de portada por Sam Taylor / Netflix

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.

OPINIONES

Natalia Merced

Mulata aficionada a la música urbana y la fotografía que se desenvuelve en la escritura. Explora la cultura popular desde las intersecciones de raza y género, utilizando su subjetividad como hilo conductor. Compuesta de burundanga y contradicciones.