POR QUÉ DEBEMOS RETIRAR LA FRASE ‘LATINOS FOR BLACK LIVES’

Reading Time: 3 minutes

¿A qué nos referimos cuando hablamos de latinos for black lives? ¿Qué queremos decir con la comunidad latina se solidariza con la comunidad negra? ¿Por qué actuamos como si el racismo y las personas negras fuesen ajenas a la experiencia latina?

Sandra Sanchez, Border Report. 

La reciente alza en interés por la justicia racial, a raíz de las protestas a nivel mundial en contra del racismo sistemático, ha despertado una conversación necesaria sobre la Negritud en Latinoamérica. 

Por muchísimos años, la mirada estadounidense y colonial ha dictado la manera en que nosotrxs nos percibimos, y esto ha creado una imagen fracturada de la realidad latinoamericana. Se nos inculca constantemente que no somos negrxs, que lxs propiamente negrxs son lxs afroestadounidenses. Nosotrxs somos latinxs, como si la latinidad fuese su propia raza. 

Vamos a dejar algo bien claro. La latinidad no es una raza. La latinidad es nuestra etnia, pues somos un conjunto de personas que compartimos lenguaje, costumbres, contexto geográfico, entre otros, sin importar nuestros rasgos físicos. La raza, por otro lado, es un conjunto de rasgos físicos reconocibles a simple vista y no está atada a una etnia o país. 

¿Qué esto quiere decir? Que la raza y la etnia son conceptos distintos, pero no son mutuamente excluyentes. Por lo tanto, una persona puede ser latina y negra, latina y blanca o hasta latina y asiática. 

Dj Bembona

Este hecho es fácil de entender cuando se explica en arroz y habichuelas. Sin embargo, a veces se convierte difícil de aceptar porque la influencia colonial nos obliga a vernos como ellxs nos ven, y el racista no tiene la capacidad de comprender las complejidades identitarias de personas que se alejan de su norma. 

La realidad es que la Negritud es parte de nuestra historia y cultura, especialmente cuando miramos hacia el Caribe. El Caribe fue la región que más esclavxs africanxs recibió durante la colonización, y somos las personas con más herencia africana en Latinoamérica. Como muy bien explicó José Luis González en El país de los cuatro pisos (1980), la base de la cultura puertorriqueña la construyeron lxs africanxs que transportaron a Puerto Rico durante tres siglos. 

Nuestra comida tradicional, plagada por el plátano y las frituras, es herencia directa de nuestros antepasados africanxs. La mayoría de nuestra música tradicional – como la bomba y plena – y la popular – como la salsa y el reggaetón – fue creada por personas negras. El género musical que actualmente nos otorga el lugar como trendsetters culturales, el reggaetón, es el resultado del intercambio cultural entre poblaciones afrocaribeñas.  

El reggaetón no existiría sin el insumo del hip hop neoyorquino – que, por su parte, también es el resultado del intercambio cultural afrocaribeño y lxs puertorriqueñxs fueron una parte integral en su desarrollo -, el dancehall jamaiquino ni el reggae en español de Panamá. Todos estos géneros musicales, propiamente negros, encontraron su punto en Puerto Rico; donde las comunidades pobres y mayoritariamente negras los usaron para crear su propio sonido. 

Lito MC Cassidy

Lxs negrxs y su cultura no desaparecieron con el tiempo. Seguimos aquí, viviendo, aportando a la sociedad, y luchando contra el racismo y la invisibilización por parte de un país que insiste en negar su Negritud. 

Es imperativo que no solo nos solidaricemos con los movimientos anti-racistas de Estados Unidos, pero que también reconozcamos que existen personas negras en la comunidad latina y que hay trabajo anti-racista por hacer entre nosotrxs.

More Stories
LA IRONÍA AL CREAR PERSONAJES POR STEFANO COLFERAI